Preceptores

¿Por qué trabajar la función pedagógica de los preceptores?

¿Por qué trabajar la función pedagógica de los preceptores?

La tradición disciplinaria en las instituciones educativas se construyó sobre una mirada deficitaria sobre las juventudes, concibiéndolas como incapaces de autocontrolar sus impulsos y sus propios comportamientos. En este marco, adquieren relevancia dispositivos de vigilancia y de control que se constituyen como un poder centralizado, jerarquizado, y muchas veces, autoritario.

El rol de preceptor/a ha encarnado diversos correlatos insertos en estructuras que respondían a este paradigma disciplinario y que ponían el acento en el deber ser de un estudiante ideal que siempre se encontró distanciado de la singularidad propia de cada institución y de cada estudiante.

La obligatoriedad del nivel secundario se presenta como un derecho de los jóvenes y como una obligación del Estado (Resolución CFE No 79/09 “Plan Nacional de Educación Obligatoria”), continuando con el mandato de la Ley de Educación Nacional N° 26.206, que garantiza el derecho a la formación de los jóvenes para el ejercicio de una ciudadanía plena, para el desarrollo de competencias y saberes que permitan su inserción en el mundo del trabajo y que garantice, al mismo tiempo, la continuidad de sus trayectorias formativas en el sistema superior.

Esta modificaciones en el marco jurídico plantean la necesidad de repensar el adentro de una escuela para todos y todas, un adentro sin lugar para el afuera donde la expulsión no constituye un dispositivo ni legitimo ni legal, por lo tanto tampoco constituye una amenaza, un adentro poblado por sujetos de derecho que deben ser alojados en convivencia democrática, y que a su vez nos vincula no solo al desafío de redefinir nuestros modos de concebir el “estar juntos” en la escuela, sino también a hacer de ello una experiencia pedagógica.

A lo largo de este curso reflexionaremos en torno a la problemática de las distintas trayectorias escolares que presentan los jóvenes en nuestras instituciones educativas para analizar qué puede hacer la escuela al respecto, como así también en qué consiste la función pedagógica específica de los preceptores, a los fines de seguir trabajando para que todos nuestros estudiantes puedan acceder a una educación de calidad independientemente de sus condiciones de clase y género.