Propuestas

Home

Evaluación de los aprendizajes, herramientas para implementar en el aula

Instituto De Formacion Docente Continua De Villa Mercedes

Tipo de Organismo: Instituto de Formación Docente

Jurisdicción: San luis

Distrito: 09 De Julio 1147 Villa Mercedes

Destinatarios: Docentes y directivos

Horas presenciales 8 Hs.

Horas virtuales: 28 Hs.

Modalidad: Semi-Presencial

Nivel: Primario; Secundario

Dado que evaluar es emitir un juicio sobre el valor de una cosa, saber evaluarse convierte en un asunto complejo y delicado que nos exige una actuaciónprofesional seria y formada, reflexiva, deliberada, intencional, sistemáticay, sobre todo, que se pueda justificar; y es que junto al qué evaluar, al para qué y al cómo, hay un quién, el que evalúa, y unos para quién queson los destinatarios de esa actividad.Y esa condición ineludiblemente personal del proceso no puede obviarseni enmascararse tras sofisticaciones técnicas de ningún tipo(Trillo Alonso, 2005)La evaluación en la actualidad, es quizás, uno de los temas con mayor protagonismo del ámbito educativo, y no porque se trate de un tema novedoso en absoluto, sino porque administradores, educadores, padres, alumnos y toda la sociedad en su conjunto, son más conscientes que nunca de la importancia y las repercusiones del hecho de evaluar o de ser evaluado.1Uno de los factores que explican, el lugar destacado que ocupa la evaluación en la educación, es la comprensión por parte de los Formadores, de que, lo que en realidad prescribe y decide de facto la misma evaluación es el “que, cómo, por qué y cuándo enseñar” de la evaluación. En otras palabras, las decisiones que se hayan tomado sobre “qué, cómo, por qué y cuándo evaluar” ya fueron una evaluación en sí mismas. En general, uno de los objetivos prioritarios de los alumnos es satisfacer las exigencias de los “exámenes”. En palabras de A. de la Orden (1989): “la evaluación, al prescribir realmente los objetivos de la educación, determina, en gran medida… lo que los alumnos aprenden y cómo lo aprenden, lo que los profesores enseñan y cómo lo enseñan, los contenidos y los métodos; en otras palabras, el producto y el proceso de la educación… querámoslo o no, de forma consciente o inconsciente, la actividad educativa de alumnos y profesores está en algún grado canalizada por la evaluación”.Todos estos factores han llevado a una “cultura de la evaluación” que no se limita a la escuela sino que se extiende al resto de las actividades sociales.Debido a ello y encuadrado en esta necesidad, es que consideramos fundamental formar a los docentes en las diferentes herramientas disponibles para evaluar, en su necesidad y utilidad, en las ventajas y desventajas inherentes a cada una de ellas y en su potencialidad a la hora de implementarlas en las aulas.El efecto de un instrumento de evaluación mal diseñado, se verá minimizado si el docente, quien lo aplica, conoce sus alcances y limitaciones, por el contrario, una inadecuada implementación o diseño, se configurará en una instancia perjudicial para el alumno. Esta capacitación se genera como respuesta a la problemática que la evaluación y sus resultados, generan a nivel individual y social en las personas, propiciando en muchos casos el fracaso y posterior abandono de la escuela.Asumir entre todos los actores institucionales, la responsabilidad de generar y diseñar instrumentos de calidad para evaluar a nuestros alumnos y alumnas dentro de las aulas, es una obligación que en la actualidad no admite más dilaciones, del mismo modo que como educadores no podemos soslayar el hacernos cargo de nuestras responsabilidades en los resultados generados de nuestras prácticas.