Propuestas

Home

Alfabetización inicial: una propuesta pedagógica para la construcción de prácticas inclusivas que favorezcan trayectorias escolares exitosas ii

Instituto De Formacion Docente Continua De Villa Mercedes

Tipo de Organismo: Instituto de Formación Docente

Jurisdicción: San luis

Distrito: 09 De Julio 1147 Villa Mercedes

Destinatarios: Supervisores, equipos directivos y docentes

Horas presenciales 36 Hs.

Horas virtuales: 0 Hs.

Modalidad: Presencial

Nivel: Primario

Un proyecto alfabetizador siempre debe tener intencionalidad política y pedagógica y resulta imprescindible que la escuela y el maestro asuman ese lugar. Es necesario que los docentes conozcan su tarea alfabetizadora, revisando sus prácticas para garantizar el éxito de las trayectorias escolares de los alumnos y la igualdad de condiciones en el acceso a los saberes escolares.Atendiendo a la realidad escolar de la provincia y en consonancia con la Resolución Nacional 174/12 y Resolución Provincial 224/13 el presente proyecto posibilitará la revisión, fortalecimiento y acompañamiento pedagógico de la práctica docente en alfabetización inicial.Las Resoluciones 174/12 y la 188/12 del Consejo Federal de Educación y la Resolución provincial 224/13 promueven líneas de fortalecimiento de la enseñanza y el aprendizaje de la Lengua teniendo en cuenta las trayectorias escolares reales de los alumnos del Primer Ciclo. Sin embargo, en muchos de los cuadernos del Primer Ciclo se pueden visualizar ejercicios y actividades que están centradas en la copia y repetición sin sentido de letras sueltas o palabras desprovistas del campo semántico o de un contexto necesario para otorgarles sentido. Por ello, nos preguntamos: Qué aprenden en realidad los alumnos/alumnas sobre la lengua Habrá mejores maneras de vincularse con las prácticas de escritura y de lectura Consideramos que sí, pero es necesario fortalecer la formación y la reconceptualización en los docentes que trabajan en Primer Ciclo, brindando asistencia técnica y capacitación para que se involucren en la construcción de saberes a partir de su propia práctica. El aprendizaje del sistema alfabético de escritura tiene como condición indispensable (aunque no suficiente) el progreso y autonomía de los niños, por esto debemos definir nuestro objeto cuando hablamos, específicamente, de la Alfabetización Inicial.· Alfabetización Inicial es un proceso de naturaleza lingüística que consiste en el aprendizaje de una lengua escrita; este aprendizaje implica el desarrollo de procesos cognitivos de lectura y escritura y de prácticas culturales muy específicas para cuya apropiación se requiere enseñanza sistematizada.El enfoque que sostiene nuestras concepciones a trabajar será el de enseñanza equilibrada en distintos saberes: la lectura de literatura, la conversación en las aulas y la relación de los chicos con el aprendizaje de la lectura y la escritura en distintos contextos.Es decir un enfoque que sostiene que la Lengua es una práctica social/cultural y que la lectura y la escritura son actividades sociales que suponen grupos humanos que comparten entre sí las significaciones de los textos. La comprensión lectora no es una actividad automática sino una actividad cultural de nivel cognitivo complejo.Además, hay una poderosa interrelación entre el habla, la lectura y la escritura. Al hablar los niños sobre lo que saben y no saben acerca de un tema de escritura, activan sus procesos de inferencia y se enriquecen con el intercambio en el aula. Leer y escribir será por tanto resultado de una interacción de procesos:· Desarrollo de la conciencia ortográfica: los chicos deben acostumbrarse desde el comienzo a observar y analizar muchos textos escritos y experimentar la escritura en múltiples y variados ejemplos para aprender a hacerlo. No basta con leer letras sueltas, la comunicación escrita implica el manejo de una lengua completa: la lengua escrita que permite producir distintos géneros discursivos escritos, distintos formatos de textos etc.· Desarrollo de la conciencia fonológica: entendida como la capacidad de analizar componentes fónicos: palabras rimas, sílabas. Muchos estudios le otorgan a la conciencia fonológica un valor predictivo respecto de la lectura y prepara a los niños para identificar unidades mínimas.· Memoria de trabajo y construcción de un léxico escrito: que produce el bucle articulatorio de repetición subvocal que transforma el material escrito en entrada fonológica y mejora su fijación en la memoria, porque el lector principiante decodifica, recuerda reglas de correspondencia y fija. Asimismo, cuando observa lengua escrita, cuando lee, el niño desarrolla una memoria de palabras escritas, que al escribir le permite recordar qué letras llevan las palabras que guarda en su memoria, si llevan tilde o no, además de su significado y en qué contextos se usan.· Comprensión del sistema textual y de la sintaxis: a medida que leen y sobre todo si se les presentan textos desde el comienzo, los alfabetizandos se familiarizan con los tipos textuales, los formatos, el orden secuencial de las oraciones escritas y las reglas de combinación entre los morfemas. El lector eficaz debe ser capaz de anticipar las formas de los textos y los encadenamientos posibles de palabras dentro de ellos y esto se logra con la frecuentación asidua de textos y con la enseñanza explícita de estrategias de comprensión desde el comienzo de la alfabetización.· Activación semántica: a partir de la experimentación permanente con la lectura interactiva, el comentario de clase y el intercambio de opiniones con sus compañeros y docentes, el alfabetizando desarrolla estrategias para la comprensión del significado de las palabras en el contexto de la frase, y la constitución del sentido, es decir, no solamente aprende a averiguar qué significa cada palabra, sino qué sentido tiene el conjunto del texto.· Enfoques teóricos sobre la alfabetización:A pesar de las polémicas que signaron el siglo XX en lo que se refiere a los abordajes alfabetizadores y sus concepciones de base, es posible detectar hoy grandes líneas de convergencia entre los exponentes de diversas líneas teóricas, sobre las cuales se pueden construir propuestas sólidas para promover la enseñanza de la alfabetización Inicial:-Paradigma psicosociohistórico: Berta Braslavsy[2] (2004) expresa la importancia de un currículo integrado: la toma de la conciencia de la lengua escrita involucra la comprensión de que la lectura y la escritura representan ideas, conocimiento y pensamiento. Un importante primer paso consiste en comprender lo que es ser lector y escritor y para eso no es suficiente comprender la relación entre sonidos y símbolos. Los adultos promueven la toma de conciencia proveyendo un rico entorno de lengua escrita y respondiendo a todas las preguntas y comentarios de los chicos.La escritura establece convenciones arbitrarias: espacio entre letras, direccionalidad, puntuación. La comprensión del funcionamiento de la escritura es esencial y los adultos la promueven cuando mueven su mano de izquierda a derecha al leer, cuando muestran una palabra escrita para asociarla con la palabra sonora, cuando dejan espacios entre palabras mientras escriben al dictado de los chicos, cuando les contestan preguntas sobre lo que notan en la escritura.Las funciones de la escritura involucran el conocimiento de su uso para los propósitos cotidianos: escribir mensajes, leer diarios, usar guía, planificar una compra, etc. Los adultos deberían incluir actividades funcionales de los chicos como escribir una invitación, leer un menú, etc.La lectura de cuentos permite el conocimiento de la estructura narrativa a partir de un material con que los niños están familiarizados.- Paradigma constructivista piagetiano[3]: Emilia Ferreiro expresa: Los descubrimientos recientes acerca de la psicogénesis de la lengua escrita permitieron tener una visión diferente del sujeto del aprendizaje: en lugar de considerar al niño como sujeto ignorante, porque aún no ha sido enseñado, tratan de indagar qué es lo que esos niños saben, en función de su propio trabajo cognoscitivoconsiderar los progresos en función de los esquemas conceptuales que testimonian una actividad constructiva y que responden a una línea evolutiva de carácter general.- Paradigma del interaccionismo constructivista: Norma Desinano[4] afirma: Aprender a escribir implica aprender a escribir discursos, esto quiere decir que tempranamente el niño debe ser puesto en contacto con distintos tipos de estructuras discursivas, para que sepa reconocerlas y utilizarlas. Estas actividades pueden surgir mucho antes de la alfabetización sistemática, pero indudablemente junto con ella. Reconocer y producir discursos implica haber descubierto sus principios estructurales y ser capaz de planificar la información de acuerdo con esa estructura.No podemos soslayar la importante reflexión de Delia Lerner acerca de la Enseñanza:Enseñar es promover la discusión sobre los problemas planteados, es brindar la oportunidad de coordinar diferentes puntos de vista, es orientar hacia la resolución cooperativa de las situaciones problemáticas.En 1998 la Asociación Internacional de Lectura (IRA) junto con la Asociación Nacional para la Educación de los niños (NAEYC) produjeron un documento Aprendiendo a leer y a escribir. Prácticas evolutivamente adecuadas para niños pequeños y establecieron:- Claridad respecto al rol de la instrucción para lograr la alfabetización ya que nadie deviene naturalmente alfabetizado.- Postulación de enseñanza equilibrada, que si bien permite acceder a la lengua escrita a través de la semántica y de la frecuentación del texto desde el comienzo, recupera la enseñanza de habilidades perceptivas, psicomotrices, de la memoria y de la comprensión que los niños necesitan para aprender a leer y a escribir.- Insistencia en la calidad de la enseñanza puntualización de que el docente domine estrategias amplias para responder a la diversidad de los alumnos, entre ellas las que se refieren al aprendizaje de la lengua escrita como objeto autónomo, per se, más todas las habilidades que requiere su dominio..() La cultura escolar sería, en síntesis, algo que permanece y que dura; algo que las sucesivas reformas no logran más que arañar superficialmente, que sobrevive a ellas, y que constituye un sedimento formado a lo largo del tiempo. Un sedimento configurado, eso sí, por capas más entremezcladas que superpuestas que, al modo arqueológico, es posible desenterrar y separar. () Reconociendo que la cultura escolar es entendida como constituida por un conjunto de teorías, ideas, principios, normas, pautas, rituales, inercias, hábitos y prácticas sedimentadas a lo largo del tiempo en forma de tradiciones, regularidades y reglas de juego no puestas en entredicho y compartidas por sus actores, en el seno de las instituciones educativas[5]. Se hace imprescindible trabajar en el acompañamiento de los docentes del sistema para compartir con ellos un espacio de construcción de saberes y prácticas que revisen la cultura escolar y garanticen la inclusión y la equidad educativa. Recordemos que los docentes son actores ineludibles en la transmisión y recreación de la cultura, en el desarrollo de las potencialidades y capacidades de las infancias y juventudes y en la renovación de las instituciones educativas (Plan Nacional de Formación Docente).Los destinatarios de la capacitación (docentes en ejercicio del Primer Ciclo) se dividirán en subgrupos para que los responsables del proyecto puedan realizar su monitoreo y seguimiento. Se cuenta dentro del equipo con el asesoramiento y acompañamiento de un pedagogo.