Propuestas

Home

Enseñanza de la educación sexual integral al interior del aula

Instituto Superior De Formacion Docente Jorge Luis Borges

Tipo de Organismo: Instituto de Formación Docente

Jurisdicción: Corrientes

Distrito: Av. San Martín 550 Santo Tomé

Destinatarios: Docentes

Horas presenciales 36 Hs.

Horas virtuales: 0 Hs.

Modalidad: Presencial

Nivel: Secundario

En la actualidad las instituciones educativas tienen un serio compromiso de educar a los adolescentes tanto académicamente como en su rol personal y de implementar conocimientos que den criterios firmes frente a la sexualidad. El objetivo que se busca con este programa es que el individuo se forme y tome decisiones responsables con respecto a su sexualidad, que reconozca los derechos y deberes sexuales de sí mismo y de sus pares para luego asumir el rol de formador responsable en el nivel que le correspondiere desempeñarse.El Proyecto de Educación Sexual es una propuesta de transformación y construcción de la cultura sexual en la institución educativa a nivel de afectos, conocimientos, actitudes, comportamientos y valores de su comunidad. La evaluación en el Proyecto de Educación Sexual Integral es ante todo un ejercicio pedagógico que pretende explorar, indagar, reflexionar y discutir sobre la educación sexual en las instituciones educativas. Desde el punto de vista educativo, y teniendo en cuenta el desarrollo del adolescente se debe abundar en un conocimiento del cuerpo, en la diferenciación e identidad sexual, identificación de papeles en relación con las formas de vincularse, potenciando la cooperación entre sexos y no reforzando comportamientos y conductas de carácter discriminatorio.Debemos tener en cuenta que la familia cumple un papel muy importante con respecto a la educación que se debe dar frente a los diferentes temas que tienen referencia con la sexualidad. La base del conocimiento de la sexualidad, tiene absoluta referencia con los vínculos y las relaciones que cada individuo tiene con su entorno familiar, es allí donde se construyen los primeros conceptos tanto teóricos como vivenciales, frente a su rol como individuo en constante desarrollo de sus expectativas tanto físicas como psíquicas, formando parte del proceso de búsqueda de identidad, de aquí se espera el logro de la llamada maduración social, en la cual el individuo logra incorporar de modo adecuado a su pensamiento las relaciones sociales y sus esquemas. Gracias a esta maduración, el individuo podrá ocupar un lugar en el mundo de los adultos, puesto que podrá elegir roles y metas de acuerdo a sus habilidades y posibilidades.Igualmente la institución educativa se convierte en un ente facilitador el cual le permite al individuo crear espacios donde socializa y explora sus conocimientos tanto académicos como personales. El profesor brinda las herramientas necesarias para que el individuo visualice su entorno centrado en un principio de realidad y no en un principio de placer, ayudando a que sea consciente y responsable de sus acciones.El marco Legal que avala la implementación del E.S.I. en las instituciones educativas son las siguientes: La Ley 26.150 establece en su artículo 9: Las jurisdicciones nacional, provincial, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y municipal, con apoyo del programa, deberán organizar en todos los establecimientos educativos espacios de formación para los padres o responsables que tienen derecho a estar informados. Entre los objetivos de estos espacios, se establecen: a) ampliar la información [] en relación con la sexualidad de niños, niñas y adolescentes; b) promover la comprensión y el acompañamiento en la maduración afectiva del niño, niña y adolescente ayudándolo a formar su sexualidad y preparándolo para entablar relaciones interpersonales positivas; c) vincular más estrechamente la escuela y la familia. La Ley 26.061,de Protección Integral de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes y las leyes generales de educación de la Nación, establece, en su artículo 7:La familia es responsable en forma prioritaria de asegurar a las niñas, niños y adolescentes el disfrute pleno y el efectivo ejercicio de sus derechos y garantías. El padre y la madre tienen responsabilidades y obligaciones comunes e iguales en lo que respecta al cuidado, desarrollo y educación integral de sus hijos. Los Organismos del Estado deben asegurar políticas, programas y asistencia apropiados para que la familia pueda asumir adecuadamente esta responsabilidad, y para que los padres asuman, en igualdad de condiciones, sus responsabilidades y obligaciones.