Propuestas

Home

El equipo de conducciòn de la escuela secundaria :gestiòn para la calidad educativa

Isfd N° 51

Tipo de Organismo: Instituto de Formación Docente

Jurisdicción: Buenos aires

Distrito: Rivadavia 602 , Pilar

Destinatarios: Supervisores, equipos directivos y docentes

Horas presenciales 36 Hs.

Horas virtuales: 0 Hs.

Modalidad: Presencial

Nivel: Secundario

La capacitación es la herramienta fundamental para incidir en las prácticas educativas de los docentes en ejercicio con el fin lograr un desarrollo profesional continuo y un desempeño efectivo con mayor calidad, que a la vez se constituya en una revisión crítica e interpeladora de las prácticas de conducción.Los cambios que se están desarrollando en el marco de la política educativa actual necesariamente requieren la revisión crítica de los distintos niveles de gestión. Es así que en algunas escuelas secundarias persisten representaciones y estilos de gestión que reflejan la concepción que le dio origen al nivel, mientras que en otras se han desarrollado otras formas de entender a la escuela, una escuela que ahora debe resignificar sus tiempos y espacios escolares, y posibilitar un real acompañamiento de las trayectorias educativa de todos los estudiantes.En este marco, la democratización del gobierno y de la organización escolar imprimen una fuerte identidad a las escuelas y generan compromiso y pertenencia, resignificando el espacio de lo público como el lugar en donde todos pueden participar, aportar, disentir y construir de manera colectiva.La gestión democrática implica escuchar y habilitar la palabra, incentivar la participación, considerar la opinión de los otros, jóvenes y adultos, cualquiera sea su lugar en la institución, como valiosa y respetable, y donde la autoridad del adulto sea una construcción basada en sus saberes y en su actitud responsable y de cuidado hacia los más jóvenes, abierta a procesos de acuerdo, sabiendo que mejorar la enseñanza es promover mejores experiencias de aprendizaje.La actual política educativa propone recuperar la centralidad de la enseñanza. Transformar lo enseñado en conocimiento aprendido no es posible sin la participación de los sujetos involucrados. El propio proyecto de aprendizaje implica participar en las situaciones de enseñanza en forma activa y comprometida. Asegurar la circulación y apropiación democrática del conocimiento implica el trabajo colaborativo y en equipo de todos los actores institucionales desde los diferentes lugares, actividades y responsabilidades, reconociendo otro lugar posible para los estudiantes en los proyectos pedagógicos, en las relaciones institucionales y en los procesos de conocimiento.Diseñar estrategias de gestión que garanticen, en clave de derecho, el ingreso, la permanencia con aprendizaje y el egreso de todos los adolescentes, jóvenes y adultos del nivel secundario. En ese sentido es importante la orientación de la gestión en el tratamiento de datos duros y tasas de eficiencia interna, para promover la toma de decisiones a partir de la producción de un saber institucional específico y situado, que permita coordinar la gestión directiva y docente en torno a las trayectorias educativas de los estudiantes.