Propuestas

Home

De las buenas prácticas del preceptor, qué hay de nuevo

Instituto Superior F.D.Y T N° 15 “prof. Berta Luisa Marquehosse”

Tipo de Organismo: Instituto de Formación Docente

Jurisdicción: Buenos Aires

Distrito: Campana

Dirección: Dellepiane 352

Ejes Temáticos:

Nivel Secundario

Modalidad: Presencial

Horas Presenciales: 36 hs.

Horas Virtuales: 0 hs.

Destinatarios: Preceptores

“El presente proyecto tiene como finalidad la resignificación del rol del pr en la escuela secundaria. Se revalorizará a estos actores como miembros del equipo docente, desde sus funciones enmarcadas en el reglamento general de instituciones educativas.
La visualización de sus tareas como actor corresponsable de garantizar el derecho a la educación de adolescentes y jóvenes, de acuerdo a lo que dispone la len y ley provincial de educación n°13688 resulta fundamental; ya que sus funciones no se limitan solamente a lo administrativo, sino que interviene en acciones de participación en la tarea pedagógica, fortalecimiento de los vínculos y motivación a la participación y análisis crítico de los conflictos áulicos.
En este sentido, la presente capacitación tiene como propósito revalorizar la función pedagógica del preceptor en la escuela secundaria y técnica como actor clave en el marco del régimen académico y de los diseños curriculares.
Se propone un recorrido en el que los participantes profundicen el conocimiento sobre los fundamentos político-institucionales de la escuela secundaria, así como sus marcos jurídicos, revisen sus concepciones sobre los sujetos de la escuela secundaria y técnica y en función de ello resignifiquen su trabajo.
Para esto se propiciará reflexiones en torno al cuidado y la defensa de los derechos de los adolescentes y jóvenes. Discernir qué tipo de información acerca de los estudiantes sería pertinente hacer trascender, y qué vías utilizar para canalizarla, a fin de resguardar sus derechos.
Es preciso mencionar la importante tarea que cumple la escuela secundaria en la actualidad, en lo referente a la inclusión de sectores sociales que se encuentran excluidos por las políticas implementadas en otras áreas. Esto hace pensar en la necesidad de implementar estrategias para abordar las problemáticas, las cuales son visualizadas y movilizadas al interior de las instituciones educativas. Para enfrentar este desafío resulta imprescindible poner en valor el accionar del preceptor, destacando sus fortalezas y debilidades para contribuir a la consolidación del ejercicio pleno del rol, sobre todo en lo que respecta a sus funciones de contención y cuidado de adolescentes y jóvenes.”