Propuestas

Home

La evaluación en geografía y en historia, reflexión sobre su aplicación en el aula. qué, cuándo, cómo y para qué evaluar en geografía y en historia Prácticas para la reflexión

Instituto Superior De Formacion Docente N° 41

Tipo de Organismo: Instituto de Formación Docente

Jurisdicción: Buenos Aires

Distrito: Adrogue

Dirección: E. Adrogue Y Av. Espora S/N

Ejes Temáticos:

Nivel Secundario

Modalidad: Semi-presencial

Horas Presenciales: 8 hs.

Horas Virtuales: 24 hs.

Destinatarios: Null

“La presente propuesta de capacitación se inscribe en el marco de los lineamientos trazados por el programa nacional de formación permanente (pnfp). Su finalidad es capacitar y/o actualizar a los profesores que trabajan en el área de ciencias sociales, especialmente en geografía e historia, de acuerdo a los avances disciplinares y de didáctica específicos en cuanto a la resignificación de sus prácticas evaluativas en la educación secundaria.
Las políticas educativas inclusivas que orientan el actual currículm y sus materializaciones concretas como la obligatoriedad de la la educación secundaria, interpelan no solo las prácticas docentes sino los fundamentos mismos de un nivel del sistema educativo que nació con un mandato fundacional selectivo, clasificatorio y excluyente y hoy se pretende de él precisamente todo lo contrario.
En este sentido el eje principal del presente curso es generar un espacio donde debatir sobre las prácticas evaluativas en ciencias sociales, específicamente geográfía e historia, en el marco de una escuela secundaria que debe reinventarse y en donde los docentes debemos ser los principales actores de dicha construcción..
Con el pnfp se abre una instancia para la renovación curricular y los modos en que se realiza la enseñanza de la historia y de la geografía (concebida ésta como ciencia social), atendiendo a los fines específicos del nivel secundario, a las características propias de sus estudiantes y a los actuales contextos socio-culturales.
La decisión sobre qué geografía e historia enseñar, cuándo, cómo y para qué viene precedida por un contexto de decisión que es el que atañe a la política curricular. Desde este punto de vista se piensa e interpela al adolescente y/o joven como un actor completo, un sujeto pleno, con derechos y con capacidad de ejercer y construir ciudadanía. Corresponde a la enseñanza de la geografía y de la historia conjugar las mencionadas consideraciones políticas de reconocimiento con las perspectivas teóricas y metodológicas de ambas disciplinas que mejor se adecuen a los mencionados propósitos curriculares.
Tanto desde la geografía como de la historia surge la necesidad de reflexionar sobre los nuevos enfoques teórico-metodológicos, la didáctica específica, su importancia y finalidad en el ámbito escolar; y en este contexto, la evaluación es concebida como un Instrumento que permite establecer en qué medida ha sido posible para la enseñanza alcanzar su objetivo, así como permitir al docente evaluar la recepción de aquello que se propuso y planificó enseñar a sus estudiantes.
En este sentido cabe destacar la importancia en la coherencia que debe establecerse entre la metodología-didáctica de la enseñanza y la metodología de evaluación. Tomando como eje estructural que la evaluación debe ser concebida como un proceso constructivo y no como un fin en sí mismo. La modalidad de evaluación está fuertemente condicionada por las características de la situación didáctica planteada y los objetivos que persiguen sus estrategias . De este modo es necesario repensar las prácticas de evaluación, respetando las trayectorias educativas, intentando innovar didáctica y metodológicamente, a través de la incorporación de las tic.
La idea central del curso es generar un espacio para reflexionar sobre herramientas conceptuales, metodológicas y didácticas que permitan la renovación del trabajo cotidiano en el aula, con la fundamentación y argumentación correspondiente de modo tal que cada docente sea consciente y por lo tanto responsable de la postura político pedagógico asumida.”