Propuestas

Home

Democracia, participación y nuevas subjetividades: reflexiones sobre las transformaciones del mundo actual desde una aproximación multidisciplinar

Universidad Nacional De Luján

Tipo de Organismo: Universidad

Jurisdicción: Buenos Aires

Distrito: Luján

Dirección: Ruta 5 y Avenida Constitución

Ejes Temáticos:

Nivel Secundario

Modalidad: Presencial

Horas Presenciales: 36 hs.

Horas Virtuales: 0 hs

Destinatarios: Docentes y directivos

“Esta propuesta se fundamenta en el acuerdo acerca del compromiso del estado y todas sus instituciones con la formación docente y en el valor ineludible de la tarea docente en la construcción del sistema educativo nacional con identidad federal y perspectiva latinoamericana.
La incorporación de las universidades al programa nacional de formación permanente nos permite ser parte constitutiva y constituyente en la estrategia para el fortalecimiento de la formación ética, política y pedagógica del colectivo docente, desde una concepción de justicia, igualdad y ciudadanía democrática, promoviendo el trabajo en redes interinstitucionales e interdisciplinarias.
Este curso intentará superar el formato tradicional acercando a docentes y directivos una propuesta que articule el conocimiento práctico y el teórico, el análisis, la reflexión y la reformulación con la puesta a prueba de dichas prácticas y la indagación educativa, interpelando a los docentes en sus prácticas cotidianas, no solo áulicas, y a su comprensión del mundo.
Los contenidos se enmarcaran en un recorrido que partirá de la comprensión de movimientos globales pasando por su irradiación a niveles nacionales y locales hasta su impacto en nuestra vida cotidiana. Es así que siguiendo a wright mills (1959) en la Imaginación Sociológica, Consideramos adecuado mantener una perspectiva histórica y global, que recupere los lazos entre las significaciones generales con la comprensión individual de las mismas; es esa disposición la que nos permitirá comprender que nuestras acciones particulares están entrelazadas significativamente, con una perspectiva mas amplia.
Si bien mucho se ha reflexionado en debates académicos y políticos sobre el proceso de globalización profundizado desde inicios del siglo xxi, es la creciente incidencia de los procesos financieros, económicos, ambientales, políticos, sociales y culturales de alcance mundial en los de carácter regional, nacional y local lo que sostiene su relevancia. Y es su carácter multidimensional lo que obliga a centrar la atención en los procesos económicos y no económicos asimétricos que generan, por ejemplo, que algunos actores centrales (como los países desarrollados o las empresas trasnacionales) puedan ejercitar el derecho de acción unilateral y bilateral, y el derecho a participar en ámbitos regionales, simultáneamente a los debates y negociaciones de carácter global, mientras se reflexiona sobre la necesidad de constituir nuevas formas de gobernanza. La gobernanza puede definirse como la manera de gobernar de un estado moderno que opta por abrir la elaboración de las decisiones sobre la orientación, la implementación y el control de sus políticas públicas a partes involucradas no estatales (sean empresas privadas como organizaciones no gubernamentales o asociaciones diversas de la sociedad civil), en cualquiera de los niveles territoriales de la política.
Sin embargo dicho concepto no podría haber emergido sin una valorización de la democracia como forma política en la cual se desarrollan los ideales normativos de los derechos humanos, de la autonomía individual, y de la acción decidida de los hombres sobre sus asuntos públicos. En efecto, esta oleada democratizadora que comienza sobre finales del siglo xx, se ha consolidado como el modelo político dominante al Menos en occidente-, lo cual implica revisar sus alcances, reflexionar críticamente sobre su performance, tratando de recuperar el ideal valorativo contenido en su propia historia, aquel que considera que el pueblo demos- debe tener poder kratos- para determinar lo que entiende por bien público.
Esta perspectiva es que subyace en la actualidad, y es la que se propone reformar acciones que tiendan a profundizar los procesos de democratización, aún en un plano mundial; de allí que la aspiración a una mayor legitimidad en las decisiones tomadas a nivel global parece seguir una tendencia muy clara y, desde organizaciones multilaterales como la organización mundial del comercio hasta la onu, se asiste a una popularización de la idea de gobernanza Mundial Sobre una legitimidad democrática.
Uno de los temas centrales en esta discusión sobre los problemas globales y sus impactos multiescalares es el ambiental, que desde estocolmo 1972 se ha ubicado centralmente en la agenda pública de negociaciones multilaterales; y uno de los elementos característicos frente a los problemas relacionados con el desarrollo ambientalmente sustentable es el aumento de las manifestaciones cotidianas de conflictividad en relación al acceso, la disponibilidad, la apropiación, la distribución y la gestión de los recursos naturales. Estas expresiones, como los grupos de vecinos autoconvocados y las asambleas ciudadanas ambientales a escala local o las redes internacionales de defensa y las ongs globales que desarrollan campañas internacionales como greenpeace, son los repertorios organizativos que se han desarrollado, en un formato de acción colectiva que tiene plena vigencia como forma de articulación de los diferentes actores sociales, políticos y económicos que reclaman por afectaciones al territorio y al ambiente.
Estas expresiones se enmarcan en un proceso de institucionalización creciente de lo ambiental y del derecho al ambiente sano y al acceso a la información como prerrequisito para la participación ciudadana. La referencia obligada en este sentido es el principio 10 de la declaración de río 1992, que establece que: El Mejor modo de tratar las cuestiones ambientales es con la participación de todos los ciudadanos interesados en el nivel que corresponda en el plano nacional, toda persona deberá tener acceso adecuado a la información sobre el medio ambiente de que dispongan las autoridades públicas, incluida la información sobre los materiales y las actividades que encierran peligro en sus comunidades, así como la oportunidad de participar en los procesos de adopción de decisiones. Los estados deberán facilitar y fomentar la sensibilización y la participación de la población poniendo la información a disposición de todos. Deberá proporcionarse acceso efectivo a los procedimientos judiciales y administrativos, entre éstos el resarcimiento de daños y los recursos pertinentes. Este precepto se expresa en la declaración de principios de todas las ong en defensa del ambiente y forma parte del andamiaje jurídico que está incluido en toda la legislación ambiental a escala nacional, como la ley general del ambiente de argentina (o de presupuestos mínimos). Esto va dando lugar a la emergencia de movimientos ciudadanos protagonizados por actores sociales con un mayor grado de autonomía frente al estado y el mercado, y que en sus demandas expresan una búsqueda por redenir Derechos de matriz ciudadana.”