Propuestas

Home

La evaluación en educación física: adaptación y ajuste del proceso de enseñanza a los problemas de aprendizaje de los alumnos

Instituto Superior “ANTONIO Ruiz De Montoya” I. S. 405

Tipo de Organismo: Instituto de Formación Docente

Jurisdicción: Misiones

Distrito: Posadas Ayacucho 1962

Ejes Temáticos:

Nivel Primario; Secundario

Modalidad: Presencial

Horas Presenciales: 36 hs.

Horas Virtuales: 0 hs.

Destinatarios: Docentes de Educación Física

“Al momento de evaluar en educación física, muchas veces se repiten rituales sin sentido ni coherencia, como evaluar contenidos que no se desarrollaron con relación a habilidades motoras y capacidades física a través de test objetivos, evaluaciones iniciales con relación a capacidades físicas que luego ni se contemplan en la planificación, etc.; otras veces la evaluación se desarrolla solamente con la función de cumplimentar con la planificación pautada, colocar una calificación en la libreta, o como forma de mantener la disciplina ejerciendo relaciones de poder ante los alumnos, o simplemente por razones que no tienen relación con el proceso de enseñanza y aprendizaje que poco le sirve para ver si se han logrado los objetivos, cambios de conductas, o si el proceso de enseñanza y aprendizaje ha sido exitoso.
Por ello, cuando el profesor de educación física evalúa desde qué posicionamiento teórico-metodológico lo hace; se evidencia una acción potenciadora de nuevas resignificaciones en los aprendizajes y enseñanzas en juego en dicho proceso
Los docentes realizan lo que algunos autores describen como, un proceso De calificación Más que un proceso De evaluación, Ya que emitir un juicio valorativo implica un proceso reflexivo de mayor profundidad y extensión; que los involucraría en un análisis de las causas, razones y efectos que tenderían a producir cambios significativos en la enseñanza y en los aprendizajes.
En nuestra disciplina y jurisdicción se alude a distintas razones, en que la evaluación es importante en el proceso de enseñanza y aprendizaje, y es una actividad sistemática que la realizan en distintos momentos del proceso, y en diferentes modalidades. Existe una dicotomía entre lo que expresan en los programas y planificaciones, y la realidad del patio, espacio áulico de la educación física. Con esta forma de evaluar se alejan de los actos propios que implican el enseñar y el aprender.
Los docentes no dan cuenta del proceso de aprendizaje del alumno, ya que no se valora la manera en que los alumnos se relacionan con el conocimiento, lo único que se tiene en cuenta es la conducta final alcanzada, por ello se estaría en condición de considerar que se realiza un proceso De calificación Más que un proceso De evaluación. Emitir un juicio valorativo implica un proceso reflexivo de mayor profundidad y extensión; que los involucraría en adaptar y ajustar las causas, razones y efectos que tenderían a producir cambios significativos en la enseñanza y en los aprendizajes.
En la educación física existen variados instrumentos de evaluación, ponderando con mayor frecuencia lo cuantitativo, objetivo, estandarizado, para calificar-evaluar al alumno, alejándose de esta manera de lo cualitativo, lo formativo o procesual y, de lo reflexivo. Pareciera ser que la mirada del proceso de enseñanza y aprendizaje está puesta sólo en el alumno y el resultado, y no en la tríada docente-conocimiento-alumno.
Se observa, en este sentido que no aparece una capacidad manifiesta de colocar en tensión lo que se sostiene de la evaluación en el plano teórico y su implementación en el nivel práctico. Esta escisión estaría obstaculizando la reflexión en la acción, la reflexión sobre la acción, la reflexión en relación con la acción, en tanto realización criteriosa del acto de evaluar. Esta situación no es menor en tanto el que padece de la misma es el alumno.
Se deberían considerar una mirada más actual como propone blázquez sánchez (2010) en un enfoque de la evaluación de las competencias en educación física.”