Propuestas

Home

Especialización superior en historia regional e historia reciente

Instituto Sagrada Familia

Tipo de Organismo: Instituto de Formación Docente

Jurisdicción: Misiones

Distrito: Puerto Iguazu

Dirección: Paulino Amarante 120

Ejes Temáticos:

Nivel Inicial; Primario; Secundario

Modalidad: Presencial

Horas Presenciales: 36 hs.

Horas Virtuales: 0 hs.

Destinatarios: Docentes y directivos

El concepto de región, incorporado tanto a la historia como a la geografía, ha sido objeto de frecuentes discusiones y debates en torno a su operatividad para los análisis de ambas disciplinas. Los enfoques para abordar la región por parte de los historiadores parten de distintos presupuestos. En términos generales, la región puede considerarse como el resultado de un proceso histórico que le da ciertas características homogéneas (región histórica), como un constructo ideológico que afirma los rasgos identitarios de una sociedad particular localizada geográficamente (región asociada a regionalismo), como el resultado de una planificación política-económica, o bien como categoría de análisis que sirve para hacer inteligible la localización de procesos históricos en el espacio (región como hipótesis de trabajo). Las diferentes definiciones sobre este concepto dependen del abordaje disciplinar y epistemológico, dentro de las ciencias sociales. En este sentido, carbonari afirma que han sido la historia, la geografía y la economía quienes más han desarrollado el concepto. Así, la historia regional cientíca, Que surgió con la corriente de annales y reaccionó contra el determinismo geográco, participó de los combates Contra la historia política cronológica en la búsqueda de una historia Total, De una síntesis explicativa. Del estructuralismo y la región como categoría operativa de la historia económica, se fue derivando hacia la micro-historia, en algunos casos comprendida como sinónimo de historia regional, en otros sumándola a la historia local. La región, entonces, un concepto inherente a la geografía y a la espacialidad, que fue trasladado posteriormente a la economía para explicar el funcionamiento de la sociedad como un todo, y hacia la antropología con la pretensión de articular la identidad territorial, mantiene una dialéctica entre lo general y lo particular, entre el contexto y la especicidad, en un vínculo donde adquiere mayor fuerza explicativa lo particular. En definitiva, hacer y enseñar historia regional, microhistoria o historia local no está al margen de las preocupaciones inherentes al quehacer histórico, sino que implica el abordaje de procesos históricos y sociales complejos donde la reducción de la escala de observación y la articulación de los espacios y los tiempos se convierten en excelentes caminos para una utilización significativa y operativa del concepto. De allí la preocupación en este seminario por adoptar un enfoque histórico que permita aproximarse a la historia de la región misionera a partir de las formas adoptadas por la estructuración de las relaciones sociales en el tiempo y en el espacio. Un espacio considerado abierto, un objeto construido mediante sucesivas aproximaciones que apuntan en su conjunto a la idea de totalidad, intentando resolver las tensiones entre las perspectivas micro y macrohistórica propias de la disciplina en la actualidad.