Propuestas

Home

Educación inclusiva y atención a la diversidad

Instituto De Enseñanza Superior Eduardo Lefebvre De Laboulaye

Tipo de Organismo: Instituto de Formación Docente

Jurisdicción: Córdoba

Distrito: Laboulaye

Dirección: Av. Independencia 475

Ejes Temáticos:

Nivel Inicial; Primario; Secundario

Modalidad: Presencial

Horas Presenciales: 36 hs.

Horas Virtuales: 0 hs

Destinatarios: Docentes; docentes de salas de 4 y 5 años

“Esta propuesta es una apuesta a la reflexión creativa de los fundamentos conceptuales de la inclusión educativa y una búsqueda concreta de revisión del quehacer escolar cotidiano.
En los últimos decenios se ha generado a nivel mundial una preocupación por impulsar políticas educativas encaminadas a brindar una atención educativa más incluyente y abierta a la diversidad, de manera que la oferta educativa escolar responda con mayor eficacia a las necesidades de los alumnos.
Hoy se reconoce que los niños y jóvenes no aprenden ni se desarrollan de manera homogénea, no poseen las mismas aptitudes, ni las mismas capacidades, ni tienen las mismas condiciones de desarrollo, por lo que todo un grupo escolar o clase, constituye ineludiblemente una diversidad y cualquier intento por homogeneizar resulta fallido.
La atención a la diversidad exige una mayor competencia profesional, proyectos educativos más complejos, capacidad de adaptar el currículo a las necesidades educativas de los estudiantes y también una mayor provisión de recursos para eliminar las barreras para el aprendizaje.
Se concibe la educación inclusiva como un derecho humano con un sentido tanto educativo como social, que garantice no sólo acceso, permanencia y egreso de niños y jóvenes en las instituciones educativas, sino que también y fundamentalmente, propicie la apropiación y construcción de conocimientos, traducidos en aprendizajes que favorezcan mejores trayectorias educativas y proyectos de vida individuales y colectivos.
Cuando se habla de escuela inclusiva no se limita a los niños y adolescentes tradicionalmente etiquetados con discapacidades, sino que se apunta a un grupo mucho mayor, el formado por niños y adolescentes que por diferentes razones tienen dificultades para aprender en la escuela y frecuentemente la abandonan en virtud de que sus necesidades educacionales no son identificadas ni satisfechas.
Es necesario deconstruir en acciones concretas la noción de diversidad, para provocar la modificación de las prácticas tradicionales ya que existen evidencias que muestran que las escuelas que asumen el principio de la diversidad y por tanto, organizan los procesos de enseñanza y aprendizaje teniendo en cuenta la heterogeneidad del grupo, reúnen una serie de condiciones hacia las cuales es necesario avanzar progresivamente, entre las que se destacan:
-la valoración de la diversidad como un elemento que enriquece el desarrollo personal y social.
-la existencia de un proyecto educativo que contemple la atención a la diversidad.
-la implementación de un currículum susceptible de ser adaptado a las diferentes capacidades, motivaciones, ritmos y estilos de aprendizaje de los alumnos.
-la utilización de metodologías y estrategias que den respuestas a la diversidad en el aula.
-la utilización de criterios y procedimientos flexibles de evaluación y promoción.

Aprender A conversar con diferentes modos de vivir en el mundo, de acogerlo y comprenderlo, sería un aprendizaje colectivo de convivencia y de pensamiento que la escuela aún no ha realizado y que supone en ella transformaciones de todo tipo (pérez de lara, 1998, p. 165)”