Propuestas

Home

Enseñar ciencias sociales en el nivel inicial. Trazando nuevos caminos

Instituto Superior De Formación Docente Nuestra Señora De Fatima

Tipo de Organismo: Instituto de Formación Docente

Jurisdicción: Córdoba

Distrito: Cordoba

Dirección: Av. Rufino Varela Ortiz 2600

Ejes Temáticos:

Nivel Inicial

Modalidad: Presencial

Horas Presenciales: 36 hs.

Horas Virtuales: 0 hs

Destinatarios: Docentes de salas de 4 y 5 años; docentes y directivos

“El objetivo de este itinerario de formación es ofrecer a las docentes de nivel inicial de la provincia de córdoba, una propuesta de capacitación basada en una perspectiva de renovación disciplinar y areal, tendiente a mejorar los resultados y experiencias de la enseñanza y el aprendizaje de las ciencias sociales en el jardín de infantes.
La propuesta consiste en recuperar el diálogo con las prácticas docentes para interpelarlas, superando los modelos tradicionales de transmisión, que nos permitan construir espacios de reflexión-acción, y reformulación de experiencias concretas.

El discurso educativo que generalmente se refiere a nuestro nivel, se limita a un conocimiento instrumental de las cuestiones de enseñanza y aprendizaje, al rol De la maestra jardinera, o a un conjunto de propuestas formativas que banalizan e infantilizan a las docentes de nivel inicial.
En este curso pretendemos otorgarle relevancia académica al estudio, apropiación y sistematización de saberes renovados del campo de las ciencias a enseñar, para transformar la enseñanza de las ciencias sociales en los contextos de la educación inicial. La didáctica renovada debe construirse sobre las nuevas perspectivas relacionadas con los contenidos disciplinares y areales, de manera de recuperar la relevancia social y la significatividad para los sujetos que enseñan.

Nuestro propósito es interrogar las ideas naturalizadas acerca de la didáctica de las ciencias sociales, para:
Conocer y debatir el lugar que han ocupado estas ciencias en el jardín,
Revisar nuestras miradas acerca del mundo social,
Poner en cuestión prácticas, pensando en los supuestos políticos, ideológicos y pedagógicos que subyacen en ellas,
Poner en juego las herramientas e instrumentos para la enseñanza y el aprendizaje del mundo social,
Recuperar la enseñanza y el juego para la construcción de una educación inicial inclusiva y justa.

Este itinerario de formación se propone re-pensar los contextos actuales en los que se inscriben las prácticas de enseñanza en el nivel inicial, para introducirnos en los debates que atraviesan la educación de los más pequeños, con la intención de construir propuestas didáctica transformadoras para enseñar ciencias sociales en el jardín.

La idea es abrir un espacio de reflexión y profundización sobre las maneras de enseñar ciencias sociales en el nivel inicial, aportando nuevas pistas para fundamentar las prácticas de enseñanza. Para ello será necesario realizar una lectura profunda del diseño curricular para la educación inicial de la provincia de córdoba (2011), que nos permita comprender el alcance que tiene la enseñanza y aprovechar los aportes que allí se ofrecen para el desarrollo de la tarea cotidiana.

Cuando hablamos de ciencias sociales, estamos hablando de unas ciencias que: tienden A sacar a luz lo que se quiere esconder, a disipar las nieblas artificiales y las apariencias engañosas. Constituyen en su propia esencia, una empresa de desmitificación Y por ello, de liberación de los hombres .
Cuando los/as chicos/as preguntan los porqué de las cosas e indagan sobre lo que les pasó a sus familias y a ellos mismos, intentan descubrir rasgos de su cultura, explicándose en un tiempo y en un espacio que es el suyo propio. Así se muestran sujetos sociales con una historia social, que es la historia de su propio pueblo.
La enseñanza de las ciencias sociales en el nivel inicial debe tender a la formación de ciudadanos críticos, creativos, responsables, libres y autónomos.

El jardín de infantes es una institución social, reflejo de situaciones y relaciones sociales, políticas, económicas, culturales e ideológicas; allí los chicos y chicas aprenden nuevos conocimientos del ambiente social, vuelven a conocer y a organizar los que ya tenían, y olvidan otros, pero lo importante será no descuidar la enseñanza, traccionando hacia nuevos aprendizajes.

Lo próximo y lo cercano son los puntos de partida, son el primer escalón, desde allí tenemos que partir. Pero el conocimiento del mundo social no debe restringirse solo a la manzana Del jardín, Ya que estaríamos empobreciendo los contenidos de las ciencias sociales. Para los chicos lo lejano también es posible, si nos quedamos sólo con lo cercano condenaríamos a los niños y las niñas que viven en situaciones socioeconómicas vulneradas a pensar que ése es el único mundo posible.

La enseñanza de las ciencias sociales en el nivel inicial, se propone partir de las primeras descripciones y enumeraciones del mundo social que los-as alumnos-as plantean, para arribar a explicaciones y conceptualizaciones cada vez más ajustadas de la realidad.

Sólo es posible este trabajo con maestras/os que entiendan que para enseñar se necesita conocer, poseer información, revisar las propias representaciones y conceptualizaciones y dejar de lado los puntos de vista anecdóticos y prejuiciosos acerca del mundo social.

Muchas de las docentes que hoy están ejerciendo su profesión en los jardines, han cursado su formación inicial con planes de estudio que no contemplaban los nuevos enfoques didácticos en ciencias sociales para el nivel (no nos olvidemos que la reforma del plan de estudios del profesorado de educación inicial se inicia en córdoba en el 2009, y la primera cohorte egresa en 2012). Por lo tanto se hace necesario abrir espacios de formación que desafíen y provoquen una reflexión profunda sobre las prácticas de enseñanza de las ciencias sociales y a su vez provea de las herramientas para diseñar situaciones de enseñanza fundamentadas, utilizando los diversos formatos didácticos disponibles (unidades didácticas, proyectos de sala y secuencias didácticas).

La didáctica de las ciencias sociales para el nivel inicial, ha recibido importantes aportes en los últimos años, pero a pesar de ello, en la realidad de las salas esos avances se reflejan solo parcialmente.
En muchos jardines, con la enseñanza de las ciencias sociales todavía ocurre lo que hace casi dos décadas atrás describían algunos especialistas, la banalización del mundo social, la pedagogía de lo obvio como orientadora de la enseñanza y las gestas históricas transformadas en contenidos curriculares a través de la memorización de datos que habitualmente son nombres, fechas o lugares.

Intentar la ruptura con estas formas de concebir la enseñanza de las ciencias sociales en el nivel inicial es el eje de esta propuesta de capacitación.
Avanzar en este sentido supone una reflexión sobre la práctica que desarrolla cada docente, mirar hacia adentro de cada uno para intentar descubrir cuáles son los supuestos sobre los cuales descansa, a veces inconscientemente, la propuesta didáctica que se desarrolla cotidianamente.

Este curso intenta realizar un aporte en dos sentidos: la reflexión sobre la propia práctica, y la actualización didáctica.
La idea básica es hacer explícitos estos supuestos para intentar una ruptura de las prácticas habituales de enseñanza, trabajando el para qué enseñamos ciencias sociales, el concepto de realidad social, y a partir de allí, los criterios para la selección de los contenidos y las estrategias de enseñanza en el nivel inicial.

Teniendo en cuenta que toda reflexión y práctica transformadora se sustenta en construcciones colectivas, también buscaremos promover la conciencia sobre la necesidad de construir acuerdos institucionales y reflexiones conjuntas, relacionadas con el sentido de nuestra tarea docente dentro del jardín.”